LA RESERVA O2R

Nuestra primera reserva se encuentra en un lugar donde los recursos abundan, donde la riqueza se muestra en forma de vida y la naturaleza se siente en libertad, este lugar está protegido por las voluntades conjuntas de la conciencia, la energía de todos los seres vivos que la habitan nos da la fuerza para proteger y fomentar su crecimiento.

En la majestuosa Colombia se haya este bosque húmedo tropical que lleva décadas aportando vida a la región del Magdalena Medio. En este lugar, encontramos la oportunidad de comenzar este proyecto de conciencia, santuario para infinidad de formas de vida, el cual aporta una posición estratégica, pues esta reserva está ubicada en uno de los puntos más críticos del llamado Corredor del Jaguar, iniciativa mundial que busca conectar extensas áreas de biodiversidad con la finalidad de permitir no solo su existencia, si no también el buen vivir de cada uno de los seres que le habita.


¿QUÉ ES UNA RESERVA DE LA SOCIEDAD CIVIL?

Una RNSC es la forma en que protegemos las reservas en O2R esta figura permite que por decisión autónoma de sus propietarios, un predio sea convertido en una reserva natural para la protección de un ecosistema o hábitat natural bajo parámetros de conservación, restauración y producción sostenible.

El Artículo 109 de la Ley 99 de 1993, define una RNSC como “la parte o el todo del área de un inmueble que conserve una muestra de un ecosistema natural y sea manejado bajo los principios de la sustentabilidad en el uso de los recursos naturales, cuyas actividades productivas y usos se establecerán de acuerdo a reglamentación, con la participación de las organizaciones sin ánimo de lucro de carácter ambiental”

¿QUÉ ES UN BOSQUE NATIVO?

Los bosques son lugares llenos de magia, donde la vida aparece en su máxima expresión. Son el hogar de miles de especies que comparten con nosotros el planeta Tierra, y aunque no las conocemos a todas, cada una de ellas es fundamental para el equilibrio de la vida.

Insectos, aves, mamíferos, reptiles, peces, anfibios, algas, hongos y bacterias, cumplen funciones especificas y esenciales en la red de la vida.

En los bosques, los arboles de mayor tamaño y altura se elevan hasta lo mas alto para beneficiarse de los rayos directos del sol. Las plantas mas pequeñas aprovechan el gran tamaño de estos arboles para aferrarse a sus ramas y troncos y estar un poco mas cerca de la luz; en las proximidades del suelo habitan otras plantas que se han adaptado a recibir menos luz solar, en tanto que en la base del bosque vive una gran diversidad de plantas, hongos y musgos que aprovechan la humedad de este sitio. Debajo del suelo, donde están las raíces de las plantas, hay una gran red de colaboración en la que insectos, lombrices y millones de microorganismos ayudan en la descomposición de la materia orgánica y hacen que estén disponibles los minerales para que la Vida sea posible en la superficie de la Tierra.

Debemos ser conscientes de la importancia de los bosques para el sustento de toda la vida en este hermoso planeta azul. Los millones de habitantes de las ciudades y los campos dependemos en gran medida de ellos, pues allí encontramos medicinas, alimentos, diferentes materiales y fibras. Sus plantas regulan el agua y el aire, protegen rios y quebradas, enriquecen el suelo, captan los gases que calientan la atmósfera, embellecen el paisaje y nos brindan espacios para disfrutar de la naturaleza. Los bosques ayudan a controlar el clima y son el hogar de miles de seres vivos.

Conocer, proteger y entender a los bosques, nos encamina hacia un futuro lleno de esperanza para nosotros y las futuras generaciones.